Beber belleza

Beber belleza

public

La comida y la bebida cada vez más nutren partes de nuestra vida que nunca antes habían alimentado, o al menos nunca con este grado de conciencia. A la piel, ya no se llega solamente aplicando algo sobre ella sino que se puede cuidar indirectamente a través de alimentos y bebidas. Esta nueva categoría de productos ha venido a llamarse nutricosmética o BBD (Bioactive Beauty Drinks).

 

Uno de estos casos es el de las empresas españolas Natura Bissé y AMC Innova han desarrollado la gama de bebidas de belleza Beauty & Go, enriquecidas con macro-antioxidantes, unas potentes macromoléculas antioxidantes extraídas de la piel de la fruta capaces de minimizar el efecto del envejecimiento y reducir la fatiga diaria de la piel. La idea que proponen es tomar prestada la piel de la fruta para mejorar la piel de aquellos que beban Beauty & Go.
Cada bebida de la gama se identifica con el color de la piel de la fruta principal: rojo granate para el anti-aging basado en granada y citrulina; rosa cayena para la bebida radiance de uva roja y aloe vera; verde para el detox de piña y espirulina y amarillo para el vitality de mandarina y gingko biloba. La terapia de color funciona en el packaging sugiriendo el efecto de lo que contiene cada botella. El uso del sello con su patrón repetitivo orgánico recuerda a las estructuras de moléculas, que incluso podría ser la misma estructura de la piel. El diseño responde a una manera visual de entender la salud y la belleza.

Imagen
1/2
Imagen
2/2

El concepto de salud de nuestros días está muy ligado a la belleza. Se identifica lo saludable y el estado personal con el aspecto. Por esta razón es importante que las empresas que proyecten valores de salud tengan en cuenta que el aspecto de su producto es tan importante como las sustancias que sostengan su funcionalidad. La salud ya no es simplemente médica, es algo mucho más natural y está integrado en la vida diaria y en los hábitos de las personas. El acceso a la información y el desarrollo de tecnologías para el cuidado personal ha favorecido el desarrollo del perfil Beautechnologist en el que se enmarca este caso testigo de la tendencia. Se toma el cuidado del cuerpo como una forma de ocio donde la salud comienza a ser responsabilidad del individuo y no sólamente del médico. Se busca la salud en lugares fuera de las consultas: centros de bienestar, spas, lugares de retiro, tiendas especializadas … y ahora incluso en los lineales de belleza.


Universo
[mc4wp_form id="820"]