La buena vida

La buena vida

public

En el cada vez más complejo e interconectado mundo de los viajes, vemos crecer opciones de oferta sofisticadas que responden a la búsqueda de la originalidad por parte de los viajeros.

 

Esa sofisticación también se encuentra en el entorno rural, en lugares remotos donde las costumbres de vida heredadas y los detalles que pueden encontrarse garantizan la autenticidad y originalidad que busca de forma obsesiva el nuevo viajero. Esto fue lo que descubrieron las fundadoras de Rusticae, The Good Life Company cuando pusieron en marcha su modelo de selección, comisariado y reserva de alojamientos rurales con encanto. Un encanto realmente comprobado. Gran parte de su éxito es la exigencia de estándares para aceptar en la red a los hoteles, y los sistemas continuos de control que llevan a cabo. Su modelo se centra en detectar los pequeños detalles que pueden tocar el alma de las personas, aspectos de la experiencia del alojamiento que pueden emocionar: puestas de sol inimaginables, el aroma del pan recién horneado, el olor de la tierra mojada, observar un fuego que crepita … Buscan lugares dispuestos a cuidar a sus huéspedes de forma que los hagan sentir en casa. Se trata de una forma propia de considerar la hospitalidad, más desde el punto de vista familiar que desde el de negocio. Es una aproximación al concepto de “omotenashi” japonés o espíritu de servicio que no solamente se basa en la hospitalidad sino la búsqueda del detalle, la anticipación a las necesidades y la eliminación de inconvenientes. El hecho de que muchos de los alojamientos que ofertan sean proyectos personales de gente que comparte esos valores con Rusticae, hace que su propuesta sea compacta y coherente con los argumentos de la marca. La exclusividad y las restricciones impuestas para entrar garantizan las promesas realizadas por la plataforma. Además, con la promoción de estos hoteles rurales se potencia la actividad económica de zonas remotas permitiendo que territorios abandonados, en proceso de despoblación, que se encuentran deprimidos y son dependientes de las ayudas europeas encuentren una vía de desarrollo. Las nuevas fórmulas de servicios tienen un efecto multiplicador, pues se extienden a negocios paralelos para complementar la oferta de los hoteles, lo cual genera una comunidad económica muy interesante.

Imagen
1/2
Imagen
2/2

Perfiles como los buscadores de simplicidad, que valoran sobre todo la facilidad y la transparencia en sus viajes pudiendo llegar a confiar en fuentes de confianza para decidir dónde ir o alojarse en lugar de investigar ellos mismos; o los viajeros éticos, guiados por su conciencia para organizar su viaje, teniendo en cuenta las consecuencias de su consumo sobre las economías locales; son reflejo del interés renovado por el patrimonio y la herencia de las diferentes culturas. Modelos como Rusticae, The Good Life Company, responden a tendencias globales como Herencia Chic bajo la cual el legado de otros tiempos tiene valor puesto en contexto y actualizado para responder a una búsqueda de lo auténtico.


Tendencia
Universo
[mc4wp_form id="820"]