Infinitus Plaza por ZHA

Infinitus Plaza por ZHA

public

Los proyectos arquitectónicos de las empresas son siempre una oportunidad para repensar su cultura de marca y avanzar en una propuesta de lo que quieren ser. El trabajo conjunto del cliente con el estudio de arquitectura puede llevar a transformar la organización ayudándola a ir más allá en su propósito y su visión del mundo.

Infinitus Plaza es la nueva sede global de la empresa Infinitus China en la ciudad de Guangzhou (Cantón). Este proyecto lo ha realizado Zaha Hadid Architects e incorpora diferentes ambientes de trabajo diseñados para nutrir la conectividad, la creatividad y el emprendedurismo. La nueva sede también incluye las instalaciones de investigación en medicina herbal del grupo y los laboratorios de evaluación de riesgo, así como un centro de aprendizaje equipado para la celebración de conferencias y ferias. Infinitus es parte del grupo de salud LKK Health Products, fundado en 1992, y conocido por ser de lo más avanzado en complementos alimenticios basados en medicina tradicional China. El edificio ha dibujado la entrada al nuevo distrito central de negocios de Baiyun, construido sobre los terrenos del antiguo aeropuerto. La idea con el diseño de la sede era establecer espacios de trabajo colaborativo que fueran más sanos y estuvieran más adaptados a las nuevas maneras de trabajar. El Infinitus Plaza tiene ocho plantas y una serie de anillos infinitos que mejoran la interacción y la comunicación de todos los departamentos. De algún modo, esa disposición podría asimilarse a la idea que desarrollaron Foster + Partners para el Apple Campus de Cupertino, con su planta circular en forma de aro que dejaba el patio central como jardín. En este caso, todo está dispuesto alrededor de un atrio y unos patios centrales inspirados en el símbolo de infinito “∞”, “el diseño crea una variedad de espacios compartidos exteriores e interiores que construyen un fuerte sentido de comunidad, lo cual refleja la cultura corporativa de Infinitus” (Si Li Ji Ren). Los puentes que interconectan las diferentes zonas, albergan espacios comunales flexibles para los empleados, donde se promueve el bienestar individual y global, e incluyen un gimnasio, habitaciones para el ejercicio y zonas para el recreo o la relajación, así como un restaurante y un café. Estos puentes también conectan las oficinas con áreas más lejanas comerciales y de restauración. El estudio de arquitectura ha tenido en cuenta la peculiar climatología de la ciudad, un clima monzónico subtropical húmedo, y a nivel de eficiencia ha sido diseñado y construido para obtener la certificación LEED Gold. La estructura ha reducido la cantidad de hormigón usado y ha incrementado la proporción de materiales reciclables. Se han usado en su construcción más de 25.000 toneladas de materiales reciclados tales como el acero, el cobre, vidrio, perfiles de aleación de aluminio, yeso y madera. Un análisis de la irradiación solar anual ha servido para determinar la anchura de las terrazas exteriores para que aporten sombra al edificio. Este análisis también ha servido para definir los paneles de sombra de aluminio perforado exteriores y reducir la ganancia de calor por el sol. Todo esto, junto a un doble aislamiento de vidrio de baja emisividad, provee de sombra y aislamiento para el calor de forma efectiva y garantiza la entrada de luz natural reduciendo el consumo de energía. El edificio está operado por un sistema de gestión inteligente y alimentado por energía fotovoltaica. Cuenta con una red de rociadores de partículas atomizadas de agua de lluvia que se recolecta en el tejado del edificio, el cual está recubierto por una membrana translúcida de ETFE de doble capa con una cavidad de aire comprimido de 60 cm. Con ese agua se pulveriza en cada atrio para enfriar por evaporación. Los aspersores se activan cuando la superficie exterior de la membrana se calienta a 35ºC por el efecto del sol, y pulverizan durante 3-4 minutos cada media hora, enfriando la temperatura superficial alrededor de 14ºC. La relación de este edificio del nuevo distrito central de negocios de Baiyun con las industrias de la salud y el bienestar, viene a poner sobre la mesa una temática sobre la que reflexionar. La tecnología utilizada en el edificio y su vocación por conectar e innovar son parte esencial de la cultura de la empresa, con el lema “Empoderarte para vivir más sano, vivir más feliz”.

Imagen
1/5
Vista aérea de la azotea del Infinitus Plaza, Zaha Hadid Architects
Imagen
2/5
Vista aérea del complejo completo del Infinitus Plaza que visibiliza su diseño inspirado en el símbolo de infinito “∞”, Zaha Hadid Architects
Imagen
3/5
Vista en detalle de la fachada ondulada del Infinitus Plaza, Zaha Hadid Architects
Imagen
4/5
Aspecto de una de las plantas del interior del Infinitus Plaza, Zaha Hadid Architects
Imagen
5/5
Aspecto del interior del Infinitus Plaza, Zaha Hadid Architects

Zaha Hadid Architects propone arquitecturas que moldean y transforman las ciudades. Este proyecto se alinea con la tendencia global de Neofuturismo y el universo de consumo de los Ecolovers. El esfuerzo por hacer de él un edificio eficiente al máximo y dar espacio para que las personas se sientan cerca y conectadas, se refleja en el resultado: un infinito de espacios contínuos, centrados en promover una relación sana de las personas y su hábitat, en el corazón de un distrito vibrante.


Tendencia